GALILEO GALILEI

RESPONDEN A UNA PREGUNTA DE GALILEO GALILEI

El genial científico y pensador Galileo Galilei vivía obsesionado con aquellas preguntas a las que no podía encontrarles una respuesta precisa e indiscutible. Sus preguntas nacían, más que de la lectura de los textos filosóficos, de la atenta observación de “el gran libro de la naturaleza”. Fue mirando el cielo que detectó un fenómeno desconcertante, al que no le encontró respuestas durante su vida. La pregunta era por qué algunos planetas se veían más grandes cuando se los miraba a simple vista; por ejemplo Venus, que parecía diez veces más grande que Júpiter, pero al ser visto con un telescopio se comprobaba que era hasta cuatro veces más pequeño. “Quizá sea porque su luz se refracta en la humedad que cubre la pupila, o porque se refleja desde los bordes de los párpados y luego estos rayos se difunden sobre la pupila, o por alguna otra razón”, escribía el maestro italiano, sin poder despejar su intriga insidiosa.

 

Efectivamente, había otra razón, la cual fue descubierta recién ahora, 450 años después de su muerte a manos de la Inquisición. Investigadores de la Universidad Estatal de New York explicaron que nuestra respuesta neuronal a los objetos claros y oscuros es diferente, ya que se procesa por distintos canales (llamados ON y OFF), vías de información que comienzan en la retina y cuyas células responden a la luz o a la oscuridad, respectivamente. Así es que, respondiendo a la causa de la ilusión óptica detectada por Galilei, los objetos oscuros tienen una respuesta neuronal (mediante la vía OFF) que representa el tamaño del objeto observado de manera precisa, y los estímulos luminosos producen una respuesta no lineal, que hace ver las cosas más grandes que como en realidad son. Esto es, nuestro cerebro procesa con mayor definición objetos oscuros sobre fondo blanco, y nos hace ver más grandes objetos claros sobre fondo negro, tal como sucede en la imagen que ilustra esta noticia a continuación.

FUENTE: El Economista