MOMIAS

Revelan los extraños métodos con que momificaron a Lenin

La larga historia de la momificación, es decir de los procedimientos para preservar cadáveres en el tiempo, quizás haya tenido su punto más alto en el siglo XX, más precisamente en los últimos días de enero de 1924. Ahora, luego de más de 90 años, una investigación publicada por la revista Scientific American explica las técnicas experimentales mediante las cuales los expertos soviéticos trabajaron el cuerpo sin vida del líder revolucionario Vladímir Lenin para que permanezca intacto, como si estuviera vivo, por siempre. La orden del sofisticado embalsamamiento fue dada directamente por Stalin y llevada a cabo por un grupo de especialistas que se denominó “Lenin Lab”, el cual decidió momificarlo de manera tal que el cadáver se mantuviera flexible y con color vivo. El primer experimento duró siete meses, durante los cuales se emplearon microinyecciones localizadas y un traje de goma de doble capa con el fin de preservarlo el mayor tiempo posible. Luego se idearon técnicas más novedosas: se estableció que el cuerpo sería vuelto a embalsamar cada dos años, sumergiéndose 30 días en glicerol, formaldehído, acetato de potasio, alcohol, peróxido de hidrógeno y soluciones de ácido y sodio acético, para durar intacto durante siglos. Todas estas técnicas se complementaron con el reemplazo periódico de partes del cuerpo que se deterioraban por otras artificiales, como las pestañas y algunos trozos de piel. Así fue momificado el cadáver de Lenin, una de las momias mejor conservadas de la historia.

Video: 

FUENTE: ABC

Imagen: Captura Alienígenas Ancestrales - History Latinoamérica