VIDA ETERNA

Revolución biotecnológica: una científica estadounidense altera sus genes y rejuvenece

En el marco de uno de los más extraordinarios logros de la biotecnología, por primera vez en la historia, un humano alteró sus genes para desencadenar un proceso de rejuvenecimiento celular.

Se trata de la científica Liz Parrish, una estadounidense que decidió retar los dictámenes de su reloj biológico, al someterse voluntariamente a la inyección de un material genético experimental, diseñado para realizar cambios en el núcleo de las células de su cuerpo y detener el proceso de envejecimiento, rejuveneciendo el organismo.

En declaraciones a la prensa, Parrish aseguró ser consciente de los riesgos que el experimento implica para su propia salud, aunque enfatizó que, en cualquier caso, se encuentra ayudando a un número incalculable de gente, beneficiada a futuro por el avance de las nuevas biotecnologías.

La científica Liz Parrish tiene 44 años y es parte del Consejo de la Alianza Internacional de Longevidad (International Longevity Alliance). Además, fundó las empresas biotecnológicas BioTrove Investments LLC y BioTrove Podcasts, especializadas en estudios de medicina regenerativa.

 

 

 


 

 

Fuente: Longevity Reporter

Imagen: Shutterstock