MÚSICA

Trovadores: el Spotify de la Edad Media

Actualmente, el acceso a la música parece ser un hecho absolutamente natural e inevitable, por lo que resulta difícil imaginar un mundo en el que las composiciones musicales estén alejadas de sus oyentes, y que su encuentro sea limitado.

No obstante, la primera grabación musical de la historia data del año 1888 (“Israel en Egipto” de Georg Friedrich Andel), es decir que hace nada más que dos siglos la escucha de música se limitaba al acontecimiento “en vivo”, por lo que había que saber buscar, tener suerte (o poder, o riqueza) para encontrar las melodías adecuadas al propio oído y al propio espíritu.

Por eso, la aparición de los trovadores y juglares en la Europa de la Edad Media tiene una trascendencia histórica extraordinaria. Estos músicos poetas tocaban, a veces en las cortes de los grandes Señores, muchas veces para el pueblo reunido a su alrededor, bellas canciones que contaban acerca de la vida de la comunidad: historias de amor, sátiras políticas, semblanzas morales, relatos épicos, ningún tema les era ajeno.

Los trovadores y juglares fueron quienes, para llegar a la mayor cantidad de gente posible, abandonaron la lengua culta, el latín, y comenzaron a componer e improvisar sus versos en la lengua popular; también, al usar para sus narraciones la voz y los instrumentos en lugar de la letra escrita, inventaron la posibilidad de que los analfabetos (la gran mayoría en aquel entonces) accedieran a la cultura.

Fueron los creadores de las primeras canciones de contenido no religioso, por lo que se convirtieron en víctimas de la persecución de la Iglesia. Estos precursores, llamados goliardos, reconocidos (y criticados) por su vida libre y desordenada, solían ser frailes que abandonaron los conventos para viajar por los pueblos burlándose despiadadamente de todo aquello que los poderes instituidos de la época intentaban sostener.

El más antiguo de los trovadores conocidos es Guillermo de Poitiers; este Duque de Aquitania (región del suroeste de Francia) es quien inauguró la tradición libertaria del acceso libre a la música, que hoy tiene su correlato en la maravillosa facilidad para acceder a casi cualquier canción compuesta e interpretada en cualquier rincón del planeta.

 

 


FUENTE: Laguia / musicaedadmedia / Wikipedia  

Imagen: Wikimedia Commons