RELIGIÓN

Última Cena: esto es lo que comieron Jesús y sus discípulos

Sobre la mesa de la Última Cena de Jesús con sus discípulos, no sólo abundaban pan y agua, sino que hubo más alimentos de la tradición hebrea. La reunión, que supuso el comienzo de la Pasión y Muerte de Cristo, se celebró, según los Evangelios sinópticos, tuvo lugar al atardecer del primer día de la semana en que debía comerse pan hecho sin levadura en la masa o ácimo.

Junto con el pan, en aquella mesa hubo vino –“producto de vida”- que pasó a ser su propia sangre. La imagen del vino fue de mucha importancia para ese entonces: “Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento mío que no da fruto lo corta; y todo el que da fruto lo poda, para que dé más todavía”, dijo Jesucristo a sus discípulos.

Ultima.Cena

Otro de los alimentos presentes fue el cordero pascual. La Cena de Pascua de ese “primer día de los ácimos” consistía en comer este animal recién sacrificado de acuerdo con los ritos propios de esta festividad judía. Además, este animal se convirtió en uno de los símbolos más populares del cristianismo. Después de la Cena, Jesucristo iba a ser inmolado para salvación de la humanidad.

Ultima.Cena

“El borde de la fuente del cordero tenía ajos. A su lado había un plato con el asado de Pascua y al lado un plato de hierbas verdes, puestas de pie como si estuvieran plantadas, y otro con manojitos de hierbas amargas que parecían aromáticas; luego, delante de Jesús, había una fuente con hierba verde-amarillenta, y otra con una salsa parduzca”, contó la monja agustina Catalina de Emmerich.

Ultima.Cena

Sobre aquella mesa también pudo haber sal, un importante conservante de alimentos en aquellos tiempos. Una creencia popular dice que Judas Iscariote derramó sal durante la Cena, y aunque tan sólo se trata de una creencia popular, lo cierto es que algunas importantes obras de arte, como el conocido cuadro de Leonardo da Vinci, la recogen.

Fuente: abc.es

Imágenes: Shutterstock