CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Un gigantesco objeto invisible está agujereando la galaxia

Astrónomos del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, publicaron un descubrimiento impactante: una gigantesca “bala” oscura dentro de la Vía Láctea. Este misterioso objeto -con una masa estimada de un millón de soles- no ha sido localizado directamente, pero ha podido ser identificado mediante los “agujeros” que se han abierto en la corriente estelar más larga de la galaxia: GD-1.

Estas corrientes estelares son largas líneas de estrellas que suelen moverse en conjunto a través de la galaxia. Se forman a partir de cúmulos globulares (densos “paquetes de estrellas” de formas redondeadas) que chocaron en algún momento contra la Vía Láctea y que se “estiraron” debido a las fuerzas gravitatorias, adoptando esa forma lineal.

Estas líneas estelares suelen ser continuas y sin interrupciones bruscas. El único “agujero” que esperaban ver los astrónomos en esta corriente estelar se encuentra en el punto en que estaba el cúmulo globular, antes de que la gravedad empezara a estirarlo y sus estrellas a alejarse en direcciones opuestas.

Pero los astrónomos descubrieron que GD-1 tiene un segundo agujero. Se trata de una brecha de bordes irregulares -denominado “el espolón de GD-1”-, y es como si algo hubiera atravesado la corriente justo en ese punto, arrastrando cientos de estrellas hacia su estela con su enorme gravedad. Según la investigadora Ana Bonaca, GD-1 fue alcanzada por esa gran bala invisible.


Fuente: abc.es

Imágenes: Shutterstock