CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Un hallazgo científico sugiere que Betelgeuse no está por estallar

Betelgeuse, una de las estrellas más brillantes que pueden verse desde La Tierra, había sido condenada a muerte por distintos científicos alrededor del mundo para finales de 2019. Según los astrónomos, esta estrella supergigante se estaba desvaneciendo y había perdido el 40 por ciento de su brillo, alcanzando así su punto más bajo en 50 años de observación. 

Su tamaño es variables -entre 550 y 920 veces más grande que el sol- y se encuentra localizada en la constelación de Orión, vecina de la Vía Láctea. Su eventual explosión es un anhelo entre los investigadores, ya que se generaría una supernova visible para los distintos observatorios del mundo. Pero la realidad es que Betelgeuse no está por explotar, sino que se trata de un tema mucho más “sencillo”: está cubierta de polvo.

2303.H.N2.Betelgeuse1

Según Emily Levesque, astrónoma de la Universidad de Washington, esta “capa de invisibilidad” se debe al enfriamiento de la superficie respecto a su temperatura habitual. Por lo cual, se ha desprendido algo de material de sus capas externas, creando una cortina que absorbe la luz y genera la sensación de apagón, lo que dificulta la visión sobre su luz.

2303.H.N2.Betelgeuse2

Durante las últimas semanas, Betelgeuse comenzó a recuperar lentamente su brillo habitual. Sin embargo, los especialistas advierten que, aunque no haya motivos para pensar que existen posibilidades de que la explosión sea inminente, tampoco existen razones para dejar de observer. Asimismo, los expertos calculan que su núcleo podría colapsar en aproximadamente 100 mil años.


Fuente: bbc.com

Imágenes: Shutterstock / bbc.com