HUMANIDAD

Un pueblo francés prohíbe morirse durante el fin de semana

La Gresle es un pequeño pueblo francés ubicado a 80 kilómetros de Lyon, que ha saltado a la fama por una polémica disposición de su alcaldesa: prohibirle a sus habitantes y visitantes que perezcan durante los fines de semana y feriados. La funcionaria en cuestión, llamada Isabelle Dugelet, explicó que "esta medida absurda" fue tomada para generar repercusión y criticar el "también absurdo" sistema de salud francés.

Y es que el pasado domingo 1 de diciembre, una familia del pueblo debió esperar por más de 2 horas para encontrar un médico que pudiera certificar la muerte de uno de sus seres queridos. Dugelet declaró que lo sucedido fue "una falta de respeto hacia los difuntos y sus familiares" y que la medida busca "denunciar una situación sanitaria catastrófica en nuestro pueblo y los pueblos limítrofes".

05.01.N1.Prohibido

El sistema de salud pública francés vive una de sus peores crisis de la historia, algo que se hace mucho más notorio en los pueblos alejados de las grandes urbes, donde los profesionales de la salud escasean o tienen tarifas que, en muchas ocasiones, los pacientes no pueden costear.


Fuente: elpais.com

Imágenes: Shutterstock