HUMANIDAD

Un trono de hierro alienígena en las pirámides de Egipto

La pirámide de Keops fue construida alrededor del año 2550 a. C. y es uno de los monumentos más complejos de la historia de la arquitectura. En 2017, un grupo de investigadores publicó en la revista científica Nature los resultados de su proyecto "Scan Pyramids", que utilizó tecnología de vanguardia para estudiar el interior de estas tumbas milenarias.

Los estudios revelaron la existencia de un enorme vacío, de al menos 30 metros de largo, sobre la denominada "Gran Galería" de la pirámide, cuya utilidad no puede explicarse desde la ingeniería. Los expertos descartan que se trate de un espacio destinado a alivianar peso, ya que el techo de la galería está construido con una técnica de ménsulas que cumplen esa función. 

Giulio Magli, Director del Departamento de Matemáticas y Profesor de Arqueoastronomía en el Politécnico de Milán, ha presentado una de las primeras hipótesis acerca de cuál sería la función y el contenido de este espacio, basada en la religión funeraria egipcia: "en los Textos de las Pirámides se explica que el faraón, antes de llegar a las estrellas del norte, tendrá que pasar las puertas del cielo y sentarse en su 'trono de hierro'" explicó Magli.

1806.H.N1.Trono

Según el experto, exactamente debajo del vértice de la gran pirámide podríamos encontrar un trono similar al de la reina Hetepheres, madre de Keops, pero realizado con hierro meteorítico, es decir, caído del cielo en forma de meteoritos de hierro y también citado en los Textos. De hecho, los egipcios utilizaban este material para confeccionar objetos especiales, entre ellos, la famosa daga de Tutankamón.

Para corroborar o descartar esta hipótesis los científicos deberán realizar una nueva exploración. Sin embargo, por tratarse de una técnica no invasiva basada en la medición de muones, que brinda resultados similares a los de una radiografía, todo quedará a la interpretación de los expertos.


Fuente: lne.es

Imágenes: Shutterstock / lne.es