SUPERHÉROES

USA Vs URSS: Los superhéroes comunistas de la Guerra Fría

Al otro lado de la Cortina de Hierro, el universal relato de los superhéroes tenía, por supuesto, su propia tradición, narrada a través de diversos personajes, desde pioneros temerarios, hasta cosmonautas y policías todopoderosos. Hoy te presentamos algunos de los primeros súper hombres de la extinta Unión Soviética, modelos que entretuvieron y en alguna medida formaron a toda una generación de niños soviéticos.

 

·         -Timur y su pandilla: nacida en 1940, esta historia cuenta las aventuras de Timur, un pionero altruista, que lidera todo tipo de acciones bondadosas y desinteresadas en pos del bien social, y especialmente de los más desválidos, con ayuda de su entrañable pandilla de amigos. Sus elementos distintivos eran el pañuelo y la insignia de pionero, la bandera, la trompeta y el tambor. Sus poderes estaban definidos por la valentía, la decisión, la bondad, la justicia y la honestidad. Sus archienemigos eran los malvivientes y ladrones que atacaban por la noche. Su lema: “Todos están tranquilos. ¡Así que yo también lo estoy!”

·         -Malchish-Kibalchish: las historias de este muchacho campesino, de 12 años de edad, surgen a raíz del libro El secreto militar de Malchish Kibalchish y su firme palabra (1933), del célebre escritor soviético Arkadi Gaidar. Ayudaba desinteresadamente a los soldados en su lucha contra el capitalismo europeo, hasta que fue traicionado por un camarada y murió, tras ser torturado, sin revelar ningún secreto de guerra. Estaba equipado con un gorro del Ejército Rojo, un sable, una bandera y su característica camisa con cinturón militar. Sus poderes estribaban en el valor y la capacidad de guardar un secreto de guerra. Su lema: “¡Debemos aguantar todo el día y seguir en pie toda la noche!”.

 

·         -Chapáyev: Es un personaje de la historia real, héroe de la Guerra Civil (1917-1922). Se trata de Vasili Chapáyev, líder popular que no tuvo formación militar. Cobró amplia relevancia a raíz de la película Chapáyev (1934). Sus elementos distintivos fueron el capote, el gorro caucasiano y largos bigotes en forma de tirabuzón. Sus poderes estaban conformados por la valentía, el coraje y el diestro manejo del sable. Murió mientras peleaba en la batalla de Ufá, tras recibir una herida en el brazo. Su principal enemigo era el Ejército Blanco y los invasores extranjeros. Su lema: “¡Yo soy Chapáyev! ¡Tira el arma!”.

·         -Yuri Gagarin: otro personaje de la historia real, Gagarin es el primer ser humano del mundo en viajar al espacio exterior. Estaba equipado por su característica escafandra anaranjada, con la inscripción CCCP. Sus poderes son un extracto del informe de la comisión médica del Programa Espacial Soviético: “Su palabra favorita es ‘trabajar’. Lleva a cabo los entrenamientos con facilidad. Es impecable en cuerpo y alma. Tiene una memoria espléndida”. No cuenta con enemigos oficiales y su lema es: “¡Vamos allá!”.

·         -Stirlitz: es un avezado espía soviético, llamado Max Otto von Stirlitz. Se infiltró en los organismos de poder alemanes, en 1945, como protagonista de la novela de Yulián Semiónov. Está equipado por su característico uniforme de las SS, diseñado por Carl Diebitsch, y su automóvil de marca Horch. Entre sus poderes, se cuentan el carácter nórdico, moderado y contenido, además de un papel paternal destacable. Fue el responsable de la frustración de las negociaciones secretas entre el gobierno nazi y Occidente. Su enemigo número uno fue Heinrich Müller, el jefe de la Gestapo. Tuvo por lema la frase “entre todas las personas que viven en este mundo, los que más me gustan son los ancianos y los niños”.

·         -El policía "tío Stiopa": creación del escritor soviético Serguéi Mijalkov, este personaje nace del poema Tío Stiopa. Su nombre completo es Stepán Stepánov y colabora con la marina y los bomberos, al tiempo que se desempeña como policía. Está caracterizado por su uniforme policial, la pistola, la gorra, el abrigo y la placa con la inscripción URSS, en el cinturón. Su poderío está fundado en su gran porte físico, por el que es llamado “el gigante”, “la torre”, o “el semáforo”. Sus principales enemigos son los vándalos y delincuentes callejeros. Su lema: “¡Trabajo en la policía porque este es un servicio muy importante!”.

 

 

 


Fuente: es.rbth.com

Imágenes: es.rbth.com