CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Venus fue potencialmente habitable

Aunque, hoy, Venus es un páramo cuya atmósfera tóxica es 90 veces más gruesa que la terrestre, y aunque las temperaturas en su superficie alcanzan los 864 grados Celsius, un estudio reciente empleó simulaciones climáticas para llegar a descubrir que, en un pasado lejano, el planeta pudo albergar agua líquida y un clima templado, al menos durante 3 mil millones de años. Si se contempla que los planetas del sistema solar se formaron hace 4500 millones de años, se desprende que esto ocurrió relativamente muy temprano, desde su nacimiento.

El modelo computacional también permitió saber que algo ocurrió, hace entre 700 y 750 millones de años, para que las rocas venusinas liberaran enormes cantidades de dióxido de carbono y transformaran el clima planetario, algo que reverbera con el actual calentamiento global que experimenta la Tierra. También fue posible saber que las erupciones volcánicas en Venus, alteraron la topografía del planeta y rellenaron regiones bajas y posibles cuencas oceánicas, durante los últimos mil millones de años. Algunas simulaciones sugirieron la presencia de un océano muy profundo, con más de 300 metros de profundidad.

0210.H.N2.Venus2

Según el estudio, Venus afrontó una fase de enfriamiento repentino, pocos miles de millones de años tras su formación. Esas condiciones debieron se propicias para la formación de una atmósfera viable para el desarrollo de la vida, pero, nuevamente, los científicos se encontraron con que algo ocurrió, aunque no pueden saber precisamente qué fue. Muchos investigadores tienden a relacionarlo con un fenómeno volcánico. Sea lo que fuere, generó un brutal efecto invernadero, origen de las temperaturas extremas de la actualidad. Además, se intenta saber qué tan rápido se enfrió el planeta.


Fuente: cnn.com

Imágenes: Shutterstock