SIGNADOS POR DIOS

CATERINA EMMERICK

La beata Ana Catalina Emmerick fue una humilde monja alemana, que nació en Coesfeld, en el año 1774. Con apenas 15 años tuvo su primera experiencia mística: Jesús se le apareció y le ofreció una corona de espinas y otra de flores. Ella eligió la de espinas. Aquel fue el principio de una vida de dolor y misticismo que la llevó a viajar en el tiempo y a testimoniar el amor de Dios por la humanidad. Vio el estallido de la Revolución Francesa y la caída de Napoleón mucho antes de que sucedieran. Describió inéditas escenas de las Sagradas Escrituras. Profetizó el futuro de la Iglesia y de la humanidad. Clemens Brentano, uno de los máximos exponentes del Romanticismo alemán, se dedicó día y noche a la redacción de las místicas visiones de la vidente, quien pasó los últimos 12 años de su vida en cama, a causa de su frágil salud y del dolor causado por los estigmas.