EN BUSCA DE LOS TESOROS SAGRADOS

EL SANTO SUDARIO DE TURÍN

Desde mediados del siglo XIV, un largo retazo de lino (4.20 cm x 1.10 m) encierra una de las incógnitas más persistentes de la historia. Sobre ella se puede ver la imagen de un hombre crucificado. Para los creyentes, esta pieza de tela es el auténtico sudario de Cristo. Para los escépticos, no es más que un ícono reproducido por algún genio o artista medieval. Desde el Santo Sepulcro en Jerusalén hasta Turín en Italia, paso a paso revelaremos la sorprendente historia de esta extraordinaria reliquia