GUERRAS MUNDIALES

Aleksander Vasilevski

Aleksander Vasilevski, se encargó de la planificación y coordinación de casi todas las ofensivas soviéticas, desde la contraofensiva en Stalingrado hasta la captura de Königsberg.
Vasilevski nació el 30 de septiembre de 1895 en Novaya Golchikha. Ante el estallido de la Primera Guerra Mundial, según sus propias palabras, se sintió “abrumado por sentimientos patrióticos”, por lo que decidió alistarse como soldado. Así comenzó su carrera militar, alcanzando en 1917 el grado de capitán, con sólo 22 años. Luego de un prematuro retiro fue reclutado nuevamente por el Ejército Rojo. Participó en la Revolución de Octubre, la Guerra Civil y en la Guerra Polaco-Soviética. En 1930 alcanzó el grado de comandante de regimiento.
El talento de Vasilevski no pasó desapercibido y en agosto de 1941 fue nombrado Jefe Adjunto del Estado Mayor, lo que le convirtió en una de las figuras clave entre los líderes militares soviéticos. Un año más tarde sería nombrado Jefe del Estado Mayor y ascendido a Coronel General. Disfrutó de la casi ilimitada confianza de Stalin. Algunas versiones indican que Vasilevski fue designado para tan altas posiciones militares porque era fácil de manejar.
Vasilevski fue el representante de la STAVKA en el frente de Stalingrado, donde se anticipó correctamente al principal ataque de los nazis. Desde allí coordinó la contraofensiva en Stalingrado, que resultó victoriosa ante el ejército alemán, siendo una batalla clave en lo que luego sería la derrota de las fuerzas lideradas por Hitler.
A principios de 1943, Vasilevski coordinó las decisivas ofensivas en la parte superior del Don, que cercaron a numerosas divisiones nazis. Ese mismo año fue nombrado Mariscal de la Unión Soviética, máximo rango posible dentro de las fuerzas armadas. 
El 10 de mayo de 1944 Vasilevski casi pierde su vida al pasar con su coche sobre una mina mientras realizaba una inspección, resultando herido en la cabeza. Sin embargo Vasilevski pudo llevar a cabo la operación que devino en la captura de Königsberg, lo cual fue reconocido por el Ejército Rojo con una Orden de la Victoria, segunda en su haber.
Su último gran logro fue la victoria en la operación Tormenta de Agosto. Allí derrotó al los ejércitos japoneses con apenas 37.000 bajas por sobre los 1.600.000 soldados que dispuso en batalla.
Tras la Segunda Guerra Mundial, Vasilevski se mantuvo como Jefe del Estado Mayor. También tomó el Ministerio de Defensa Soviético. Luego de la muerte de Stalin en 1953, perdió popularidad y fue sustituido.
A. Vasilevski falleció el 5 de diciembre de 1977. Sus cenizas fueron depositadas en la Necrópolis situada en el muro del Kremlin de Moscú.