ZONA DE TECNOLOGÍA

Auguste Piccard

Auguste Antoine Piccard, físico, inventor y explorador suizo, nació en Basilea el 28 de enero de 1884. Su primer trabajo publicado a los veinte años fue un ensayo acerca de la sensibilidad geotrópica de las extremidades de las raíces de las plantas. En 1910, siendo ya ingeniero, obtiene su doctorado y en 1922 es nombrado profesor de Física en la Escuela Politécnica de Bruselas.

Ese mismo año comienza con sus ensayos para vuelos estratosféricos y es el primero en utilizar una aeronave presurizada. En 1926 realiza a 4.500 metros de altura el experimento de Michelson-Morley, con el que se había demostrado la inexistencia del éter y comprobado que la velocidad de la luz era constante casi cuarenta años antes. En 1927 fue parte junto a Albert Einstein y Niels Bohr, de la 5ª Conferencia Solvay, en la que se discutían los últimos avances de las ciencias aplicadas. En el año 1931, realiza su primer vuelo estratosférico en una cabina esférica de aluminio de dos metros de diámetro junto a Paul Kipfer y luego de despegar  de Augsburgo, alcanza en poco menos de media hora la altura de 15.781 metros sobre el nivel del mar. En un vuelo posterior llegó a los 16.197 metros y se convirtió en el primer ser humano en observar la curvatura del planeta. Luego de la Segunda Guerra Mundial, Piccard diseñó el batíscafo, que tenía capacidad para transportar dos personas y diversos instrumentos científicos, con el que comenzó la exploración de las profundidades. Luego de diseñar dos prototipos que fueron construidos para la armada francesa, Piccard diseñó el Trieste, y en esa nave junto a su hijo Jacques, superó los tres mil metros de profundidad en el mar Tirreno, frente a la costa de Nápoles en el año 1953. En 1960 el Trieste, pilotado por Jacques y el teniente Don Walsh de la armada de Estados Unidos, alcanzó los 10.916 metros en la Fosa de las Marianas, la mayor profundidad lograda en la historia. Auguste Piccard murió dos años después el 24 de marzo de 1962 en Chexbres, en su Suiza natal.