Inicio

Nissan GT-R: ¿Cómo obtuvo el apodo Godzilla?

A fines de los 80, las automotrices japonesas tuvieron su mayor auge experimental y Nissan no fue la excepción. Su modelo Nissan Skyline R31 había pasado sin pena ni gloria y los directivos de la compañía decidieron comenzar de cero para desarrollar a su sucesor: el superdeportivo Nissan Skyline R32 GT-R.

Rápidamente, el Nissan GT-R se impuso como un competidor dominante en el mundo del automovilismo, ganando las 29 carreras del Campeonato de Turismo japonés. Pero fueron sus 3 victorias en los Campeonatos del Grupo A de Australia, entre 1990 y 1992 las que, debido a su aplastante superioridad, llevaron a la prensa local a denominar al Nissan GT-R como “Godzilla”.

Su protagonismo en videojuegos como Gran Turismo y películas de carreras (como la popular franquicia Rápido y Furioso) han contribuido a aumentar su fama y a convertirlo en el ícono automovilístico que es hoy en día. Además, para muchos fanáticos de la marca, el Nissan GT-R se ha vuelto un vehículo de culto, por el que los coleccionistas llegan a desembolsar cientos de miles de dólares.

Sin lugar a dudas, el Nissan GT-R es un estandarte en materia de deportividad, no sólo para los japoneses, sino para millones de amantes de los autos alrededor del mundo.  Y basta con ver algunos videos de su período de gloria en los Campeonatos del Grupo A para comprender cómo Godzilla adquirió su reputación.