CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La máquina que fabricaba lluvias y tormentas: ¿ciencia o mito?

El geofísico argentino Baigorri Velar aseguraba haber inventado un dispositivo para controlar el clima, una historia que muchos aún creen cierta.
Por: HISTORY Latinoamérica

En 1962, frente a las cámaras del programa televisivo “Sábados Circulares”, el geofísico argentino Juan Baigorri Velar afirmó haber creado la primera máquina capaz de producir “congestiones atmosféricas y lluvia”, logrando cortar con sequías en todo el territorio nacional. Sin embargo, jamás se encontraron pruebas, por lo que resultó ser genio para algunos, y un farsante para otros.

  • El mago de la lluvia

 Tormenta de relámpago.

Tormenta de relámpago.

El escritor y museólogo del Museo Adolfo Alsina en la localidad bonaerense de Carhué, Gastón Partarrieu, explicó que a Baigorri Velar lo llamaban “el mago de la lluvia”. Según el experto, el geofísico habría dejado un dispositivo en las orillas del lago Epecuén durante un momento de sequía absoluta, y a la distancia logró generar un temporal sin precedentes.

 

  • Una caja misteriosa de madera

 Juan Baigorri Velar con su máquina de hacer llover, en su casa del barrio de Villa Luro (Buenos Aires). Diciembre de 1938.

Juan Baigorri Velar con su máquina de hacer llover, en su casa del barrio de Villa Luro (Buenos Aires). Diciembre de 1938.

Por otra parte, hay testigos y crónicas de aquella época que afirman haber presenciado cómo era el prototipo que utilizaba Baigorri: se trataba de una caja de madera de aproximadamente 5 kilos, dos antenas, un tablero con perillas, cables y recipientes por donde introducía algunas sustancias que, hasta el momento, siguen siendo un misterio.

  • Un invento sin huellas

 Vecinos agolpados frente a la casa de Baigorri Velar.

Vecinos agolpados frente a la casa de Baigorri Velar.

Sin embargo, el inventor falleció en el olvido: jamás se encontraron rastros ni evidencias de su creación. Hay quienes afirman que la máquina para producir lluvias fue enterrada junto a él y que ni siquiera existieron planos de fabricación, ya que Baigorri repetía la frase “todo está acá”, señalándose la cabeza.

Podría interesarte:


Fuente: lanacion.com.ar (Leandro Vesco)

Imágenes: Istock / Wikipedia / lanacion.com.ar