HUMANIDAD

Ensayos nucleares: el terrible final de los fotógrafos de Hollywood

Entre 1945 y 1963, el gobierno estadounidense contrató a varios fotógrafos para registrar los estallidos nucleares.
Por: HISTORY Latinoamérica

Conocidos como "The Bomb Chroniclers", un grupo de camarógrafos hollywoodenses fue contratado por el gobierno de Estados Unidos, entre 1945 y 1963, para registrar imágenes de todos los ensayos nucleares. Sin embargo, estas personas, especialmente sus cuerpos, registraron mucho más que imágenes.

Muchos fallecieron por la radiación

Todo lo referido a los ensayos nucleares se mantuvo en estricto silencio, hasta 1997, cuando los archivos fueron desclasificados. Para entonces, muchos de los camarógrafos contratados para los ensayos nucleares ya habían fallecido por cáncer y otras derivaciones de la radiación absorbida por sus cuerpos.

 El equipo de fotógrafos captó las imágenes más espeluznantes de las bombas nucleares.

A mediados de 1940, fue contratado el primer fotógrafo, George Yoshitake, que como el resto de los contratados, acudió emocionado a la invitación. Sin embargo, cuando preguntó si se le proveería protección especial, la respuesta fue negativa. Así que se presentó al primer ensayo vestido con jeans, camisa y gorra.

 Productores, directores, camarógrafos y extras de cine.

Yoshitake filmó la primera de un total de 6500 películas en el desierto de Nevada y los atolones del Pacífico, en donde el programa de ensayos nucleares tuvo lugar. Así se iniciaba el trabajo de "Bomb Chroniclers" y los 250 de Hollywood para dar a los científicos información clave sobre cada detonación nuclear.

 La ciudad de Las Vegas y al fondo se eleva el hongo de una prueba nuclear.

Lamentablemente, ninguno de los camarógrafos logró sobrevivir. Tampoco las 250 personas de Hollywood, entre productores, directores y extras de cine. Al igual que los pueblos desalojados para las pruebas nucleares, o los perros y gatos sacrificados durante los ensayos, la radiación acabó con todo.

Podría interesarte:


Fuente: clarin.com

Imágenes: Istock / clarin.com (Atomcentral)